Abandonada

Llevo una semana entera aburrida en mi casa. Una puta semana entera.
He salido para ir a dos reuniones sobre el Trabajo de Fin de Grado y otra vez como representante de los Alumnos de Ingeniería Informática en un evento de Google. Ayer quedé con dos amigas y antes de ayer porque una necesitaba mi ayuda que sino en casa.
Y ya.
¿Puede parecer mucho? Igual os parece que he salido un montón pero creedme que me aburrido como nadie.

U. está en México, por lo tanto no tiene nada que ver y espero que haya disfrutado mucho de sus vacaciones pero J. no ha parado ni para acordarse de mí siquiera. Ni un qué tal estás.
Oh si, ha dicho que le encanta hacer exploración urbana por la noche, que ha salido este día y al siguiente también, que no va a ir a ver reggaeton y que se le ha ido la luz. Pero un “¿qué tal estás S.?” NO. PARA QUÉ.

Llevo varios días sin publicar una puta mierda en mis RRSS (que para algunos no es novedad pero creo que a mis amigos eso les debería extrañar) y nadie ha dicho nada. NADA. Pues genial.

Que no necesito que estén encima de mí como si fuera una niña pequeña, pero joder… le han estado preguntando a Cl. cuándo volvía (y lo había dicho ya como cinco veces), se han estado contando entre ellos cómo estaban y yo he podido seguir siendo invisible sin que nadie se diera cuenta.

Duele… la verdad es que duele.

Duele porque sinceramente pienso que si ahora mismo yo me marcho a Madrid (que de hecho me marcho el domingo a vivir una experiencia seguramente inolvidable) nadie se daría cuenta. ABSOLUTAMENTE NADIE.
Duele porque seguramente ni se acuerden de que el domingo me marcho.
Duele porque los de fuera, de Extremadura y Oviedo, se han preocupado más por cómo estaba (y eso que hablamos muy muy muy MUY de vez en cuando) que mis amigos. MÁS UNOS RECIÉN-CONOCIDOS QUE MIS MEJORES AMIGOS.
Duele porque nos vamos a marchar en Agosto con Cl. de vacaciones y, aunque recientemente hemos tenido bronca con ella pienso que preferirían ir con ella a ir conmigo a cualquier otro lado. Si, puede sonar exagerado pero he vuelto a llegar a ese punto en el que pienso que están mejor sin mi que conmigo.

¿Por qué llega el verano y me quedo sola? Ya van dos putos años.

Estas cosas son las que me dan ganas de pirarme de mi ciudad en cuanto tengo la menor oportunidad: una semana a una empresa en la capital, cuatro días en la sectorial, dos días en un evento de coding… todo lo que sea salir de un aburrimiento continuo producido porque la gente tiene mejores planes que estar conmigo.
Y lo peor es que lo pienso y me pudro por dentro… ¿Cómo puedo pensar eso? ¡Son mis amigos! Me dio mucha cosa dejarles cuatro días y los cuatro siguientes a mi vuelta no dejar de hablar de lo bien que me lo había pasado en la Sectorial pero es que allí unos completos desconocidos me hacían sentirme parte de algo, como si no fueran a pasar de mí a la mínima de cambio y aquí… a veces siento que es así.

¿Lo mejor de todo? Que este sábado son las fiestas en mi pueblo y estoy preparando mogollón de cosas por el cumple de U. Nadie tiene ni idea de nada porque tampoco lo he comentado pero J. sabía qué pretendía regalarle y que quería hacerle algo durante la cena… ¿Ha preguntado si necesito ayuda con algo? ¿Cuanto me tiene que dar por el regalo? ¿Si compra o hace él algo? No. Para qué.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s