Lágrimas nocturnas

Llevo un tiempo sin parar de hacer cosas, sin descanso, sin poder dormir tranquilamente porque sigo teniendo mil cosas que hacer.

Ya sea porque los dos últimos exámenes los hice y estudié al mismo tiempo que tenía reuniones con los profesores para darles el Feedback de las asignaturas del primer cuatrimestre.
Ya sea porque acabe los exámenes y prácticamente al día siguiente ya empezaban las clases
Ya sea porque quiero dar el 100% en las nuevas asignaturas desde el primer día, pero llevarlo con tranquilidad, poco a poco, sin agobiarme.
Y precisamente que quiera llevarlo con calma hace que, que Tr. quiera ponerse a hacer un trabajo ya de ya me agobia muchísimo.

Son mil cosas, pero no se si son el motivo único (o ni siquiera parte del motivo) que me hicieron explotar del todo ayer.

¿Cual es el motivo que queda? Que D. tiene novia. Ojo, no me jode como le jodería a una persona que está enamorada o cuyos sentimientos por una persona siguen vivos como el primer día. No.
Me alegro por él, es mi amigo y si es feliz me vale.

Me jode que haya sido, de nuevo, la “chica preparatorio”
¿Qué es eso? Pues una chica preparatorio es esa con la que están a rollo, con la que se encariñan y parece que son casi pareja, pero con la que no quieren nada.
Es esa chica que viene justo antes de que empiecen a salir con otra.
Esa soy yo.

Es la segunda vez que me pasa.
Con RN yo estaba genial, había mogollón de complicidad, éramos prácticamente una pareja durante el verano que duró. Me decía que no quería nada, que estaba bien así, que acababa de dejarlo con alguien y no quería meterse en nada serio. En cuanto lo dejó conmigo, empezó con la que sigue siendo su actual pareja.
Y ahora con D. Otra vez un chico con el que estoy a rollo (esta vez mucho más tiempo), un chico que a ratos parece más mi novio que un rollo, un chico al que cojo mucho cariño y que me coge cariño. Otro chico que me deja claro que no quiere nada serio, que no le van esas cosas y que, en cuanto estamos como amigos… empieza con otra chica.

Puede que, como dice I, sea casualidad. Pero a mi me cuesta verlo así.
Me cuesta ver incluso que “ellos no sean los adecuados“, que “mejor así porque lo hubieras pasado peor después“.
Me cuesta porque no dejo de quedarme con el hecho de que no fui lo suficientemente especial para que lo intentaran conmigo. A pesar de haberlo dado todo, a pesar de haber puesto lo mejor de mí… Los dos chicos a los que más he querido en toda mi vida no se arriesgaron a empezar algo nuevo conmigo.
Lo siento, pero eso duele.

Y claro, me enteré de lo de D. anoche, llevaba un día bastante malucho, igual que llevo toda la semana muy seria y desganada… así que exploté.
Exploté con llanto, llanto por volver a ser la “chica preparatorio”, porque D. no me lo hubiera dicho en persona y me tuviera que enterar por Facebook, porque tengo una oferta de futuro muy jugosa y mis padres parece que me la van a negar también, porque estoy hasta el culo de cosas que hacer… por todo.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s